Presentado el proyecto europeo LIFE + IREKIBAI, con el que se mejorarán las cuencas de los ríos Leitzaran y Bidasoa

Navarra y Guipúzcoa van a desarrollar conjuntamente el proyecto europeo “Life + Irekibai”, que persigue la mejora del estado de conservación de los hábitats y especies fluviales de los ríos Bidasoa y Leitzaran, así como de sus afluentes.

Esta mañana se ha presentado en Andoain un nuevo proyecto de colaboración entre entidades vascas y navarras para impulsar de forma coordinada la mejora de las cuencas fluviales de los ríos Leitzaran y Bidasoa, así como sus afluentes. En la presentación han participado Ainhoa Aizpuru, diputada de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial de la Diputación de Gipuzkoa, Isabel Elizalde, Consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, Paco Alonso, director de obras hidraulicas del Departamento de Medio Ambiente y Obras Hidraúlicas de la Diputación de Gipuzkoa, Iñigo Ansola, director general de URA y Mikel de Francisco, representante de HAZI Fundazioa.

El nombre del proyecto, IREKIBAI, juega con los términos IREKI e IBAI ya que principalmente se encargará de eliminar obstáculos o problemas (abrir, en cierto sentido) de nuestros ríos.

El proyecto cuenta con socios del País Vasco (Diputación Foral de Gipuzkoa, URA y Fundación HAZI) y Navarra (GANASA, empresa pública del Gobierno de Navarra), que unirán sus capacidades y competencias para garantizar el estado de conservación de los hábitats y especies de interés comunitario de los espacios Natura 2000 situados en ambos espacios fluviales.

El instrumento financiero europeo para el medio ambiente LIFE+ financia el 60% de este proyecto, que cuenta con un presupuesto total de 2.999.372 € hasta el año 2020.

Eliminar obstáculos

Diversos factores históricos y geográficos hacen que los ríos Leitzaran y Bidasoa acumulen gran cantidad de obstáculos que interrumpen su continuidad. Como resultado, los ecosistemas se ven alterados y las especies más sensibles (mamíferos semiacuáticos como el visón o el desmán, y peces como el salmón) ven reducida o fragmentada su zona de distribución. Esto, unido al aislamiento genético y otros efectos asociados, pone en peligro su continuidad y su capacidad para recuperarse o hacer frente a otras presiones.

Los obstáculos fluviales son, por tanto, muy relevantes en la gestión de los espacios Natura 2000 cantábricos y constituyen la principal línea de actuación de los Planes de Gestión de las Zonas de Especial Conservación de tipología fluvial.

También han constituido la principal línea de trabajo de las distintas Administraciones Públicas con responsabilidad en la gestión fluvial, tanto en el País Vasco como en Navarra. Destaca su ámbito compartido, ya que al trabajo sistemático en cada territorio se suma el desarrollo de proyectos de cooperación entre territorios que se han ejecutado en los últimos años.

De este contexto y de los trabajos previos, surge el objetivo general del proyecto: mejorar el estado de conservación de los hábitats y especies fluviales de interés comunitario de los espacios Natura 2000 situados en las cuencas de los ríos Bidasoa y Leitzaran.

Esta idea central se concreta en los siguientes objetivos específicos:

  • Restaurar mediante actuaciones de permeabilización de obstáculos, control de especies alóctonas invasoras, restauración de hábitats y corrección de impactos aquellos cursos fluviales identificados como más favorables en términos coste/beneficio: ríos Leitzaran (cuenca del Oria) y Bidasoa.
  • Aumentar el conocimiento sobre la forma de gestionar y restaurar estos medios.
  • Difundir los resultados del proyecto y sensibilizar al público general sobre los valores y servicios ambientales que proporcionan nuestros ríos.

Principales actuaciones previstas

En el río Leitzaran se abordará el desmantelamiento de un amplio conjunto de obstáculos fuera de uso que se han convertido en la principal línea de presión sobre un río que, por lo demás, se mantiene a salvo de otro tipo de amenazas.

En total se suprimirán 4 obstáculos menores de su afluente Ubaran y, en el eje principal del río, se completará la retirada de la presa de Inturia y la de Oioki. Una de las acciones que ya se ha completado con éxito en los primeros meses desde la puesta en marcha de IREKIBAI es la eliminación de la piscifactoría de Truchas Erreka, con su amplio conjunto formado por una presa, estanques de hormigón, canales y edificios abandonados que ocupaban una hectárea junto al río. El cauce fluvial ha recuperado su estado original y ese espacio es ahora una zona en la que vuelve a crecer la vegetación.

En la cuenca del Bidasoa también se eliminarán algunas barreras que impiden su funcionamiento natural. En concreto los azudes de Bera, Endarlatsa, Ituren (en el río Ezkurra) y 2 obstáculos menores en el río Txaruta.

Además de estas acciones principales, el proyecto contempla mejorar el estado ecológico de los ríos con restauraciones del cauce y de las riberas. En Navarra está previsto abordar la problemática del visón americano, una especie invasora que agrava la crítica situación del visón europeo (en peligro de extinción).

Por último, IREKIBAI realizará trabajos de seguimiento sobre los destinatarios de estas actuaciones con el fin de valorar si los resultados son adecuados o debe modificarse la forma de trabajo. Se estudiarán las poblaciones de desmán ibérico, sábalo, lamprea marina y salmón, así como el funcionamiento de los pasos para peces en obstáculos en uso. También se comprobarán los cambios que las actuaciones programadas producen en los ríos y el efecto que tiene el proyecto en la sociedad y en los servicios que los ríos aportan.

DATOS

Socios del proyectoPAÍS VASCO: Diputación Foral de Gipuzkoa (socio coordinador), Agencia Vasca del Agua URA y Fundación HAZI.
NAVARRA: Gobierno de Navarra, a través de Gestión Ambiental de Navarra S.A.

Presupuesto2.999.372 €
Financiación LIFE+60%
DuraciónHasta el 31 de diciembre de 2020

Post a comment